SEPTIEMBRE
2014
N°11

LA NEL EN ACCIÓN
Autismo

Laurie y el deseo de Bettelheim
María Solita Quijano, Nel Bogotá

Bettelheim escribe este caso 10 años después de que Laurie ha sido retirada por sus padres de la Escuela Ortogénica, contra su concepto y todos sus esfuerzos por evitar este retiro. Poco tiempo después de este retiro es internada –abandonada por sus padres- en una institución pública de enfermos mentales, donde Bettelheim la visita después de 8 años en algún intento quizá de decirle algo, pues él piensa que su oferta inicial que le dirige en la entrevista de admisión, fue escuchada por ella.

Su decisión y su deseo de admitir a Laurie en la Escuela se realizó en la entrevista que él programó con la niña, después de dejar claro a los padres las condiciones que ponía a ellos. En su casa, se sienta largo rato junto a ella en el jardín, en silencio. Espanta las moscas que se posan en su cuerpo y frente a las cuales no tiene ninguna reacción. Al cabo del rato le dice hablándole "dulcemente" que quiere que venga a vivir en la escuela "con nosotros", lejos de su casa; que le gustaría que aceptase y que ellos le ayudarían a tener una vida mejor. Le propone ir a ponerse en la sombra para evitar el sol. Le tiende la mano para invitarla a caminar. Dice que después de un rato ella puso su mano en la de él, se levantó y caminó a su lado. Para Bettelheim este movimiento fue un "destello de voluntad", un movimiento "espontáneo" que había dejado de hacer quedando en un estado de total "inanimación"; él interpreta este movimiento como una respuesta a su invitación. Tener una vida mejor, será también recordado a Laurie "por su educadora preferida" en un momento difícil de re-caída durante su estancia en la Escuela. El deseo de ayudarle a tener una vida mejor, habrá sido quizá "lo que pareció despertar de modo extraordinario la poca energía que aún le quedaba para desplazarse por sí misma" aquel día de la entrevista.

Bettelheim, con su deseo, apunta a la idea de que más allá de sus padres y sus posiciones, habría algunas condiciones procuradas por otros, que permitirían, favorecerían que Laurie, pusiera en obra una "voluntad" en contra de su tendencia a "retirarse" del mundo, como él dice. Durante su permanencia en la Escuela Laurie dio muestras con sus invenciones de estar encontrando unos caminos vía para la construcción de "fronteras". El caso precisa cuándo y cómo ella re-crea y generaliza la invención de estas "fronteras" y su función a partir de una actividad que realizaba muy tempranamente de rasgado de papel; consigue realizar complejos cortes en largas tiras que usa para delimitar sus espacios más propios en la Escuela y desplaza esta función de demarcación a espacios abiertos sirviéndose de objetos que encuentra allí creando complejas figuras geométricas –un muro bajo-, que Betteheim puntúa con lucidez pero con escasos recursos conceptuales para ubicar que es una construcción que implica en efecto un recurso del sujeto en relación con figuras geométricas. Esta "frontera" que señala Bettelheim es lo que llamaríamos hoy desde la orientación lacaniana el borde autista.

Con este caso triste para él, Bettelheim enseña que el deseo del analista y la suposición de un sujeto, son condición primera y fundamental para el tratamiento del autista.

REFERENCIAS

  • Bettelhaim, Bruno. La Fortaleza vacía. Autismo infantil y el nacimiento del yo. Ed. Paidos, 2012.
  • Maleval, Jean Claude. Clínica del espectro autista. En: www.infanciayjeventud.co