SEPTIEMBRE
2014
N°11

LA NEL EN ACCIÓN

La acción lacaniana en la NEL
Alicia Arenas, Presidente de la NEL

En su texto "Perspectivas de Política Lacaniana[1]" J.A. Miller plantea que es necesario que "Hablemos la lengua del Otro, para poder hacerle escuchar aquello de lo que no quiere saber nada".

Esta frase sitúa claramente a qué apunta la Acción Lacaniana. A diferencia de la acción social que proviene de otros discursos, nuestra acción se orienta por el discurso analítico como detector que interpreta el discurso del amo allí donde establece una exclusión de lo subjetivo.

"Hacer escuchar…", es un ejercicio del psicoanalista en el consultorio, en la escuela, y en la ciudad, que exige el paso previo de escuchar el propio inconsciente. Es por eso que la Acción Lacaniana ha de estar directamente fundamentada en la práctica analítica y sólo se hace posible si partimos de que lo que forma al analista es esa relación con su propio inconsciente, es decir, con aquello que hace agujero en el saber.

Como psicoanalistas sabemos que el síntoma social es en primera instancia subjetivo, que nuestro abordaje allí no se aparta del uno por uno, porque, precisamente, no han de orientarnos los ideales. Las contingencias de nuestra época en un mundo cambiante, en el que el síntoma está cada vez más cerrado al Otro, presentan fuertes exigencias al psicoanalista. Por eso mismo, la escuela, como reservorio de experiencias compartidas, ha de estar en capacidad de ofrecer dispositivos institucionales que funjan de conectores con otros discursos. Lograr una incidencia en ese "Hacer escuchar al Otro…" es asumir al psicoanálisis como fuerza política, lo que implica también no olvidar que esa política es la del síntoma. Allí donde se presenta la defensa, el psicoanálisis apunta a inventar el lazo. Esa es la perspectiva única del psicoanálisis y también su agalma incomparable.

Nuestra escuela es producto de lo múltiple, múltiples sedes, múltiples países, múltiples etnias. Si bien acostumbramos a pensar esto como una dificultad en relación al Uno de la Escuela, en la perspectiva de la Acción Lacaniana esto no sólo no es un problema sino que constituye un tesoro, pues las claves de acceso al inconsciente son también múltiples, cada sujeto tiene las suyas, y cada cultura les brinda su lenguaje. Esto hace que en cada rincón de esa multiplicidad de la NEL haya modos únicos de hacer con el síntoma social, construcciones, soluciones ad hoc, invenciones, incluso impasses que son también únicos.

Es necesario un trabajo sostenido de escuela en el que las experiencias aisladas puedan ser compartidas, conocidas, discutidas, elaboradas. Es de esa conversación que ha de surgir una política de escuela que formule estrategias definidas que articulen lo que se viene haciendo. Para esto hemos creado una nueva función ligada al Comité Ejecutivo de la NEL, una Coordinación de la Acción Lacaniana para poner en marcha esos enlaces, directamente asociada a la publicación online The Wannabe, que hemos dedicado a esta materia. Una estructura con estrategias de acción engranadas al Uno de la Escuela.

En este sentido, la FAPOL (Federación Americana para el Psicoanálisis de Orientación Lacaniana), ha sido y ha de continuar siendo un gran estímulo. Se trata de descubrir en cada escuela el mejor modo de participación de cada miembro, en cada lugar. Los eventos internacionales, como el ENAPOL, siendo momentos de intercambio de esas políticas de escuela que expresan en hechos concretos, clínicos o teóricos, el trabajo que se viene realizando.

Es aspiración de la NEL la práctica de una política de la Acción Lacaniana que permita cada vez más que la riqueza de lo múltiple florezca en lo Uno de la escuela.

NOTAS

  1. Miller, J.A. Perspectivas de Política Lacaniana. Intervención en las Jornadas de L´Ecole de la Cause Freudienne, 11 de Octubre 2008.