SEPTIEMBRE
2014
N°11

LA NEL EN ACCIÓN

Presentación
Ejes Temáticos: "The Wannabe N° 11"
Mónica Pelliza

La NEL es una Escuela particular que, en el esfuerzo de trasmitir el discurso psicoanalítico lacaniano y causar la formación de analistas, inventa diversos dispositivos que posibilitan la existencia de la Escuela Una. Se trata de una Escuela que se extiende desde Miami hasta Tarija, y la acción lacaniana intenta empalmar en esta extensión lo común y lo diverso de la ubicación del psicoanalista y de su acto en la civilización. Se trata de un analista que sale del consultorio, pone el cuerpo en la ciudad como interlocutor de complejos discursos sociales, muchas veces se sitúa como quien denuncia el malestar y como quien interviene interpelando los semblantes sociales al servicio de las identificaciones unificadoras y de la sujeción al discurso capitalista.

En este contexto, The Wannabe, revista digital de la NEL, se ha constituido en un instrumento regio para dar cuenta de la acción lacaniana en nuestros países de América Latina y el Caribe. Esta acción se nos presenta como un modo de hacer lazo entre el discurso del amo de la época y el discurso psicoanalítico.

En The Wannabe N° 11 se proponen seis ejes conceptuales para abordar la discusión sobre diversas problemáticas que atañen a la acción lacaniana hoy: Toxicomanía, Violencia, Medicina-Psiquiatría, Familia, Autismo y Universidad.

El discurso psicoanalítico tiene algo que decir sobre cada una de estas temáticas; de hecho se trata de un enfoque subversivo en tanto que analiza un fenómeno social haciendo contrapunto con el discurso del amo que orienta su acción. Es claro que propone una lectura singular sobre las familias contemporáneas con particulares formas de ordenación que dan lugar a nuevas manifestaciones sintomáticas. Busca intervenir sobre los estragos que impactan la subjetividad de una época, que básicamente reduce al hablante ser a un objeto de consumo, violentando lo singular de la subjetividad. Las Universidades en América Latina dan cuenta de un espacio desde donde el psicoanálisis se ha instalado como interlocutor social.

El psicoanálisis lacaniano orientado por una práctica hacia lo real escucha lo singular de cada uno, apostando a hacer algo con este goce opaco pero del lado de la vida. Esto es sólo posible a partir de la formación misma del analista y de su relación con el inconsciente, y desde allí, se permite hacer un empalme con la acción lacaniana. Apuesta a la construcción de un nuevo síntoma que puede hacer frente a lo peor, a la subjetividad y al goce singular.

Desde este punto podemos subrayar que no se trata de una versión "para todos", y que este goce singular es ajeno al sentido, al establecimiento de signos pre-establecidos, a la evaluación y a la clasificación diagnóstica por ejemplo de la psiquiatría. Es también ajeno al intento de reducción cientificista del autismoy del control poblacional por parte de las burocracias sanitarias. Analiza y denuncia el impacto de la violencia y de los tóxicos que desgarran discursos y cuerpos llegando a las personas, a la familia a las instituciones, en fin al conjunto del Otro social.

Damos la palabra a nuestros colegas de la NEL quienes proponen elucidar las temáticas propuestas en estos ejes.